Mucho falta por hacer en lograr la igualdad en el ámbito político y en el trabajo
15 marzo, 2019
Encuesta revela: Paraguay entre los países con más voluntarios
1 mayo, 2020
Mostrar todo

Mejoran percepciones de igualdad de género aunque las brechas persisten.

La encuesta anual mundial de WIN (WWS 2020) mide una mejora en las percepciones de igualdad de género aunque las brechas persisten.

La asociación internacional WIN – Worldwide Independent Network of Market Research, líder mundial en investigación de mercado y opinión pública, comparte a través de los países miembros, los resultados de la Encuesta Mundial WWS explorando las opiniones y creencias de 29,274 personas de 39 países de todo el mundo sobre varios temas de relevancia actual, entre ellos: la igualdad de género, la violencia, el acoso sexual y la brecha de ingresos.

ICA Consultoría Estratégica, único miembro y representante de WIN en Paraguay, realizó el trabajo de relevamiento y análisis de encuestas a una muestra nacional de 500 personas, hombres y mujeres mayores de edad. La muestra fue considerada por cuotas proporcionales de zona geográfica, edad y género (autoponderada). La metodología aplicada fue una combinación de encuestas online y telefónicas.

RESULTADOS EN PARAGUAY

Percepción sobre el logro de la igualdad de género

Medición de la percepción del logro de la igualdad de género en los entornos claves: el trabajo, en la política, en el hogar, en la sociedad y en los medios de comunicación:

En comparación con el cierre del 2018, en esta encuesta nacional se miden prácticamente los mismas respuestas con diferencias sustanciales únicamente en la percepción del logro de la igualdad en los medios de comunicación, donde se ve una disminución de la opinión neta positiva en un 7%.

Siguiendo con el mismo orden observado en los resultados globales, el hogar es el primer entorno donde percibe a la mujer con mayor poder de decisión. Esta creencia podría estar reflejando la distribución de tareas del hogar que recae principalmente en las mujeres, como es revelado en las diferentes mediciones de uso del tiempo.

Le siguen en segundo y tercer lugar los medios de comunicación y los entornos sociales, los cuales se vuelven a medir muy cercanos, y seguidamente en cuarto lugar el entorno laboral donde se mide también una mejora del 1%.

La política sigue siendo el último entorno; donde la igualdad de género es percibida como no lograda en lo absoluto, aunque se mide una leve mejora del 1%.

En cuanto a las diferencias de opiniones entre hombres y mujeres, se mide que las mujeres son más optimistas en sus apreciaciones de los logros alcanzados en la disminución de desigualdades basadas en género, habiendo respondido con mayor frecuencia que ¨se ha logrado en cierta medida¨ frente a los hombres que han respondido ¨casi no se ha logrado¨.

A nivel del continente americano, las percepciones de avances en la igualdad se promedian de mayor a menor en los siguientes países de la encuesta: Argentina, Canadá, Estados Unidos, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Brasil y Chile.

Violencia (física o psicológica)

El porcentaje de mujeres que declaran haber sufrido violencia física o psicológica en el último año es del 33% a cierre del 2019, variando significativamente con la medición del 2018.  También se mide un incremento de la ¨no respuesta¨ en esta pregunta. Creemos que estos números podrían estar relacionados con el miedo a responder y con las reacciones que se han generado en las redes sociales sobre el tema.

Las regiones del mundo con los niveles más elevados son las Américas y África con porcentajes declarados alrededor del 30%, sigue el Medio Oriente y los países árabes con un 20%, luego Europa con un nivel del 12% y por último Asia Pacífico con 8%.

Entre los países participantes del estudio, los porcentajes de violencia son mayores en los países latinoamericanos con picos de respuestas afirmativas en Chile (44%), seguido de Argentina (43%) y Perú (40%)

Acoso sexual

Los resultados de este año muestran un leve empeoramiento en esta área, subiendo en un 2% en relación al año anterior. El 23% de las mujeres entrevistadas en Paraguay declaran haber sufrido acoso sexual en el último año, en comparación con el 21% en el 2018.

En los países de las Américas se mide el promedio más elevado con un 20%, le sigue África con un 12%.

Además se observa una relación con la edad, siendo las mujeres más jóvenes mayormente vulnerables, así como en el entorno universitario / estudiantil donde las estudiantes declaran en un 33% casos de acoso.

Percepción de la brecha de ingresos

El 47% de las personas encuestadas cree que ambos (hombres y mujeres) ganan lo mismo por el mismo trabajo, el 42% opina que los hombres ganan más, el 3% que las mujeres ganan más, y el 7% dice no saber o prefiere no responder la pregunta.

Las mujeres opinan de manera similar, entre un 46% y 42%, entre quienes creen que los hombres ganan más y quienes creen que ambos ganan lo mismo. Sin embargo, las opiniones entre hombres y mujeres difieren, siendo los hombres más inclinados a responder que no existe una discriminación salarial basada en género.

Haciendo cruces de preguntas de las paraguayas y los paraguayos:

Mujeres: A pesar de que las mujeres creen en un 62% que la igualdad de genero se ha logrado en el trabajo, y en un 35% que no se ha logrado, medimos que las opiniones sobre la brecha de ingresos está divida casi en partes iguales. También se observa un porcentaje importante del 10% de quienes no respondieron o prefirieron no responder la pregunta sobre ingresos.

Hombres: El 52% de los hombres cree que la igualdad de género en el trabajo se ha logrado y también un 53% cree que ambos géneros ganan lo mismo por el mismo trabajo.

Reflexión sobre cruce de logro de la Igualdad de Género y la Brecha de Ingresos:

Observamos que los resultados de esta encuesta sobre la percepción de existencia de una brecha de ingresos y el logro de la igualdad de género en el trabajo, puede interpretarse como una valoración de las personas hacia las capacidades laborales y de inserción de las mujeres, la cual sabemos ha crecido en los últimos años.  Así como se mide en las estadísticas nacionales de empleo y participación laboral por género, venimos de décadas anteriores cuando la identidad de la mujer se centraba únicamente en la familia y el hogar, y en consecuencia los porcentajes de participación laboral eran mucho inferiores. Hoy en día se siente y se puede ver a una mujer distinta, que se suma a la fuerza de trabajo, y que se proyecta a una carrera profesional. Este fenómeno no es reciente pero sí es parte de un proceso que aún está en una etapa inicial en nuestro país. Es por esto que entendemos que se perciba un logro en la disminución de desigualdades laborales, pero que en referencia a la brecha de ingresos, las opiniones estén divididas. Sumado a esto, la incipiente cultura de datos y manejo de información pública, aún no contiene este tipo de información sobre ingresos por perfiles y carreras, las cuales puedan ser consultadas con facilidad. Entonces a falta de información confiable sobre estadísticas de empleo y salarios, y de una observación positiva en la participación de mujeres en el ambiente laboral, las encuestadas concluyen que hay mejora en el logro de la igualdad de género en el ambiente laboral, aunque no sabrían si existe o no igualdad de ingresos.

Para descargar el informe gráfico de resultados de las encuestas en Paraguay, haz click aquí: http://icapy.com/wp-content/uploads/2020/03/Igualdad-de-Genero-ICA-WIN-2020.pdf

RESULTADOS GLOBALES

Percepción sobre el logro de la igualdad de género

Medición de la percepción del logro de la igualdad de género en los entornos claves: el trabajo, en la política, en el hogar, en la sociedad y en los medios de comunicación:

En comparación con el cierre del 2018, en esta encuesta global se miden mejoras en las percepciones de desigualdades entre mujeres y hombres en todos los entornos considerados.  El porcentaje de personas que cree que la igualdad de género se ha logrado en el hogar ha aumentado en aproximadamente un 12%, siendo el hogar el principal lugar donde se percibe a la mujer con mayor poder de decisión. Esta creencia podría estar reflejando la distribución de tareas del hogar que recae principalmente en las mujeres, como es revelado en las diferentes mediciones de uso del tiempo.

Le siguen en segundo y tercer lugar los entornos sociales y los medios de comunicación, los cuales se vuelven a medir muy cercanos, y seguidamente en cuarto lugar el entorno laboral donde se mide también una mejora del 10%.

La política sigue siendo el último entorno; donde la igualdad de género es percibida como no lograda en lo absoluto, aunque se mide una leve mejora del 3%.

En cuanto a las diferencias de opiniones entre hombres y mujeres, se mide que los hombres son más optimistas en un promedio general de 13.6% en sus apreciaciones de los logros alcanzados en la disminución de desigualdades basadas en género.

A nivel del continente americano, las percepciones de avances en la igualdad se promedian de mayor a menor en los siguientes países de la encuesta: Argentina, Canadá, Estados Unidos, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Brasil y Chile.

Violencia (física o psicológica)

Tristemente el porcentaje de mujeres que declararon haber sufrido violencia física o psicológica en el último año se mantiene en el 16% del total de la población global, como fue medido el año pasado. Las regiones del mundo con los niveles más elevados son las Américas y África con porcentajes declarados alrededor del 30%, sigue el Medio Oriente y los países árabes con un 20%, luego Europa con un nivel del 12% y por último Asia Pacífico con 8%.

Entre los países participantes del estudio, los porcentajes de violencia son mayores en los países latinoamericanos con picos de respuestas afirmativas en Chile (44%), seguido de Argentina (43%) y Perú (40%).

Acoso sexual

Los resultados de este año muestran poca mejora en esta área, cayendo 1% en relación al año anterior. El 9% de las mujeres entrevistadas en todo el mundo declaran haber sufrido acoso sexual en el último año, en comparación con el 10% en 2018.

En los países de las Américas se mide el promedio más elevado con un 20%, le sigue África con un 12%.

Además se observa una relación con la edad, siendo las mujeres más jóvenes mayormente vulnerables, así como en el entorno universitario / estudiantil donde las estudiantes declaran en un 17% casos de acoso.

Percepción de la brecha de ingresos

La mitad de las personas encuestadas (50%) cree que los hombres ganan más que las mujeres por el mismo trabajo, sin embargo casi el 40% piensa que ambos ganan lo mismo. Por otro lado el 5% opina que las mujeres reciben mayores remuneraciones en el mismo nivel de empleo.

Las opiniones entre hombres y mujeres difieren en un 10% siendo las mujeres quienes creen mayormente en un 55% que existe una discriminación salarial basada en género.  Las opiniones de los hombres están divididas casi exactamente igual (45% vs 44%) entre quienes creen existe y no existe una discriminación.

Una observación en líneas generales, es que en los países mayormente desarrollados la opinión pública se inclina fuertemente hacia una declaración de desigualdad de ingresos y discriminación basada en género. En contraste en la mayoría de los países en vías de desarrollo se da lo opuesto con un alto porcentaje de percepción de igualdad en los ingresos. Entendemos que estos contrastes pueden estar sustentados en los diferentes niveles de sensibilización y difusión de la problemática en los países.

Elaborado por: Larissa Chase, consultora en investigación y datos. Directora de ICA consultoría estratégica. Master en Finanzas, especialista en estadísticas, y licenciada en Economía de la universidad Kansas State University, Estados Unidos.